Inicio Aprendizaje Estrategia El dilema del flip

El dilema del flip

Compartir

En el poker, el término Flip significa el sorteo de cara o cruz donde los opositores están igualados en sus aspiraciones para ganar una mano. Cada player cuenta con una probabilidad del 50% de victoria y el 50% de la victoria de su oponente (aproximadamente).

Un ejemplo es un all-in preflop con QQ vs AK. Es el cara o cruz clásico, pues cuando el valor de cada carta en nuestro poder tiene gran potencial, y lo mismo en el caso de nuestro oponente, las probabilidades se cierran hasta el límite.

El poker es un juego de opciones y algunas decisiones son fáciles de hacer, mientras que otras requieren razonamiento profundo. El aspecto único de este juego es el hecho de que hay un camino o estrategia para ganar cualquier mano, pero depende de nosotros y el camino que decidimos seguir.

Muchos de los grandes jugadores profesionales (en la mayoría de los casos) siempre de evitan una situación de Coin Flip. Otros players, en tanto, están dispuestos a arriesgar mucho al principio de un torneo para ganar fichas.

Por supuesto, hay situaciones en las que jugar un Flip es lo correcto. Por ejemplo, cuando creemos que nuestro oponente es un jugador mejor que nosotros. O cuando se tiene más fichas que el adversario. La decisión de entrar o no en una situación de cara o cruz depende en gran medida del tipo de juego.

Y tú, ¿crees que hay más razones para jugarse un flipcito?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here