Inicio Noticias Aléjate de las manos problemáticas

Aléjate de las manos problemáticas

Compartir

Siempre cuando jugamos poker la meta está en buscar situaciones que nos sean rentables en el largo plazo, sin embargo, muchas veces por buscar esto nos metemos en problemas, es por ello que hay que aprender a reconocer este tipo de situaciones.

1) Evita situaciones y manos problemáticas

La posición y acciones previas son la clave. Si quieres hacer de tu vida un infierno, iguala la ciega en posiciones tempranas con manos como KJ y A9. ¡Y no me digas que son del mismo palo!

Estas son manos problemáticas. Se “ven bien” y tienen potencial para lograr buenas manos.

El problema está en la diferencia entre la probabilidad de formar una buena mano o no formar absolutamente nada en el flop. Formar una buena mano no sucederá muy a menudo, y cuando lo haga, probablemente no logre cubrir las pérdidas de cuanto no logras tu mano o logras la segunda mejor.

Aquí hay un ejemplo que todos hemos visto (o hecho). El jugador en posición media iguala la ciega grande con , luego le suben 2.5 veces la cantidad desde la ciega grande, y la posición media finalmente paga.

El flop sale . El jugador en la ciega grande apuesta la mitad del bote. La posición media paga. El turn sale Turn is . Hay otra apuesta de mitad del bote, y vuelve a pagar. El river es una carta sin peligro. Otra apuesta, y vuelve a pagar casi con sufrimiento. La ciega grande muestra JJ.

Investiguemos un poco la situación.

La acción de pagar la ciega grande en mediana posición no es mala. A veces nos salimos con la nuestra y logramos ver un flop barato. El problema llega cuando alguien nos sube pre-flop y pagamos, o cuando conectamos el flop y terminamos pagando varias apuestas.

¿Por qué hay tantos jugadores que pagan en estas situaciones? Bueno, una razón es que el jugador ya ha puesto dinero en el bote, y de alguna manera se siente “obligado” a seguir pagando.

Es similar a la noción de estar “pot committed” (comprometidos con el bote). Sin embargo, en esta situación no estamos pot commited, obviamente no pre-flop, y generalmente tampoco en el flop.

Pero estas manos nos llevan a una “obligación” emocional, generalmente porque tenemos una tendencia a sobre estimar los resultados potencialmente positivos.

Esto significa que la gente tiende a sobre estimar las potenciales ganancias.

También hay otras dificultades con estas manos. Hay jugadores que se sienten atraídos por estas manos porque pueden producir grandes juegos, como por ejemplo conectar un doble par en el flop con A9, y hacerle mucho daño a un jugador con AK.

Pero como se ha discutido muchas veces, las grandes recompensas tienen un impacto que tiende a distorsionar nuestras emociones y la manera en la que vemos y jugamos al póker. Pero la teoría elemental del juego dice que esta jugada tiene un EV negativo.

Para peor, estas manos sufren de pobreza de información. Típicamente no sabes en que lugar te encuentras con ellas. El rango de manos de tu oponente es grande, ya que has igualado la ciega.

Además, puedes actuar primero en este tipo de situaciones y eso nunca es bueno.

Sálvate de pasar por mucho dolor y mantente alejado de estas manos. Hasta los mejores jugadores tienen problemas con ellas. Si no ves un flop, no tienes que preocuparte por el luego post-flop.

2) La media apuesta desde la ciega chica, pagar o retirarse.

Esto ha sido debatido por años. El argumento estándar para pagar es que tienes odds atractivas, particularmente si hay muchos jugadores que han igualado la ciega y hay un jugador relativamente pasivo en la ciega grande.

Esto no es una locura, pero necesitamos ver unos aspectos.

Primero, aprecia que en realidad no sabes tus odds implícitas. Si hay tres jugadores que han pagado, y tú tienes , es casi imposible que tengas las odds de 9:1 que necesitas (contra manos al azar) para justificar pagar (asumiendo que la ciega grande no subirá la apuesta).

Segundo, estarás fuera de posición todo el camino hasta el river. No se a ti, pero a mi me incomoda muchísimo.

Tercero, una vez que has pagado, te sentirás atrapado por esa “obligación” de continuar haciéndolo. Y si conectas el flop de alguna manera, te será muchisimo más difícil retirarte de la mano.

Por cierto, elijo  como ejemplo por una razón. Es, por supuesto, conocida como “la mano de Doyle”, o “la Brunson”, desde que ganó el Evento Principal de la WSOP (Serie Mundial de Póker) con ella dos veces, y se encontró comprometida psicológicamente con ella.

Si has visto alguna vez el programa High Stakes Poker, tuvo un momento mágico. Se le repartió T-2 a Brunson, miró la mano y la tiró, haciendo el clásico sonido de queja con la boca.

Más tarde dijo que ya había perdido la cuenta del dinero que ha perdido con esa mano.

Pagar la media-apuesta con basura es una jugada riesgosa a largo plazo. Aquí hay una simple regla: no pagues con cualquier mano que no jugarías por una apuesta completa en posición temprana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here