Inicio Noticias Mundo “Hoy día la palabra más repetida en el poker es Bad Beat”

“Hoy día la palabra más repetida en el poker es Bad Beat”

Compartir

Rodrigo Reyes es Ingeniero Comercial e incluso tiene un postgrado en Administración de empresas. Pero eso no va más, pues nuestro entrevistado lleva ocho meses viviendo en Las Vegas, la famosa Ciudad del Pecado, y ahora sólo respira poker, tanto en vivo como online.

Hace ocho meses que se atrevió y tomó la drástica decisión de cambiar de aires y dedicarse definitivamente al poker. “Estaba muy golpeado en Chile, saliendo de la peor experiencia de negocios que he tenido, después que un par de “amigos” me estafó. Pasé por un período de confusión y cuestionamiento valórico bastante duro, no obstante la vida siempre te ofrece compensaciones y encontré en el mundo del poker una nueva motivación y un gran desafío por delante”, relata.

¿Tan maravilloso es el poker? Parece que sí y es lo que reafirma Rodrigo: “Me devolvió la fuerza, la esperanza y las ganas de emprender nuevamente. Es por eso que un día (sin mucho darle vuelta), decidí venir a instalarme en Las Vegas con el propósito de aprender, adquirir experiencia y prepararme, dentro de lo posible para ganar algún torneo importante en el futuro. En torno a ese propósito concluí que para competir a alto nivel, debía buscar las oportunidades en el lugar adecuado y Las Vegas es exactamente donde debía estar para conseguirlo”, explica.

En Chile siempre tuvo buenos resultados. “Jugué en cada uno de los garitos y casinos donde se juega poker en Chile y siempre estaba dentro de los lugares de avanzada, como por ejemplo el ranking Enjoy”, declara orgulloso.

Además de este torneo de Omaha H/L que acabas de ganar, ¿tienes otros logros allá en Las Vegas?

Sí, he ganado varios torneos y tengo ya bastantes mesas finales. Quizá el más importante fue un torneo por Invitación de Vanessa Rousso, organizado este año paralelamente al WSOP. Fue importante para mí. Además del premio en dinero, gané un bounty que me envió Vanessa para asistir a su academia.

Relátanos cómo son tus días en la Ciudad del Pecado…

Bueno, usualmente despierto tipo 10.00 AM, me conecto a internet, veo mis correos, leo algunas noticias y desayuno algo liviano. En meses de verano, el calor es bastante duro (44°c), así que las actividades son dentro de recintos cerrados. Hago poco ejercicio físico, pero lo retomo desde Septiembre, cuando la temperatura baja.

¿Y en cuanto al poker?

Dedico dos días de la semana al cash y tres días a torneos. Usualmente juego cash en un casino que está a unas 4 cuadras de mi casa. A los torneos voy a Strip, donde hay innumerables casinos para elegir. Los horarios de los buenos son at noon y a las 19.00 hrs. Elijo el horario dependiendo de las actividades familiares que tenga. En fin, mi día es muy variado, pues siempre tengo tiempo para desarrollar mil actividades que se pueden programar. La verdad, en esta ciudad es imposible aburrirse.

¿Extrañas Chile? ¿Cuánto ayuda la familia para mantener el ánimo?

Voy a ser muy honesto. La verdad no extraño Chile. Mi calidad de vida mejoró tanto, que sinceramente todo lo que necesito está acá. Mi familia es la que tengo y ella está conmigo.

Como digo yo, acá soy solo un blue collar cualquiera: circulo en short, un t-shirt y zapatillas. Un sueño para mí que no cambiaría. Alguna vez mi mujer me dijo “hay que tener máximo 100 cosas, pues hay que andar liviano por la vida”. Es algo que recién (viejito como estoy), he llegado a comprender.

SU PRIMER TORNEO DE OMAHA H/L Y EL GRAN PROBLEMA DEL HOLD’EM

Durante el último tiempo, Rodrigo Reyes jugaba sólo Hold’em y no pensaba dedicarse a otros estilos. “Al principio era muy reticente a jugar otras modalidades. La verdad es que uno nunca dejará de lado el Hold’em, por qué ya está enquistado en nuestro ADN, pero cuando uno vive de este deporte, tienes que buscar mecanismos para acotar la Varianza y tener una dispersión menor en tus resultados. Si hoy juegas solo torneos Hold’em en un medio como este, seguro terminarás perdiendo dinero”, afirma.

¿Y eso a qué se debe?

Cada día hay más gente que juega Hold’em y esa gente sabe más, es más agresiva y menos respetuosa del oponente. Para ganar un torneo, debes enfrentar muchos más flip que antes, con tipos entrenados en el juego online, que tienen otra manera de jugar, otra percepción de cada jugada y otra percepción del contrincante.

¿Tienes algún ejemplo?

Hace un par de días en un torneo había un jugador típico de internet en mi mesa. Estábamos recién en el segundo nivel de ciegas. Cuatro limpers y la BB sube 5 ciegas. UTG manda allin y el señor “Internet” dice “yo pago”. Todos los demás botan, UTG muestra AK y Mr. Internet muestra 5h3h y ganó gracias a un 5 que cayó en el River. El tipo pagó con una mano marginal a pesar que le costaba el torneo. Bueno, este es el nivel de jugadores con los que te enfrentas a diario. De ahí que el Holdem sea un juego tremendamente difícil el día de hoy. Ni hablar en internet, donde en un mismo período de tiempo, se reparten cuatro veces más manos que en un torneo en vivo. Por eso que hoy en el poker, la palabra más repetida es bad beat.

Pasemos al torneo de Omaha, ¿qué tal estuvo?

Es un torneo que se juega todos los días Jueves. Unas 10 a 12 mesas, siempre cercano a 100 personas. No es un torneo de gran importancia, pero para mí en particular ha sido un hito. Nunca había ganado un torneo en vivo en una modalidad que no fuese Texas Hold’em y como hace solo un par de meses empecé a jugar regularmente, ha sido un gran logro para mí.

¿Alguna mano que recuerdes en especial?

Ninguna en especial, sólo destacar que muy temprano gané dos manos muy grandes que me permitieron jugar como chip leader gran parte del torneo, lo cual en esta modalidad es muy importante.

¿Alguna anécdota?

Los torneos duran muchas horas y en ellos ocurren mil anécdotas. Acá existe un código de comportamiento de mucho respeto, entre otras cosas porque se penalizan las malas conductas. En este torneo, por ejemplo, en una jugada bastante compleja, un jugador estuvo tankeando varios minutos. Un señor, indignado, empezó a increparlo para que se apurara. El Dealer llamó al director del torneo y el tipo fue penalizado con una vuelta. Previamente le explicó que él tiene el derecho de pedir tiempo, pero que no puede interrumpir el juego con manifestaciones poco deportivas.

¿Y cuál fue el momento más complicado?

Quizá la mano más complicada que tuve fue cuando quedábamos 11 jugadores y perdí con full de reyes un pozo bastante grande. Me produjo un gran stress, el temor de perder la oportunidad que veía tan cerca. Esos momentos en los que usualmente se cruzan pensamientos negativos, son los que al final te traicionan. He estado trabajando con mucha disciplina en el desarrollo de un mejor control mental, pues para mí es el mayor desafío de todos los jugadores que compiten en situaciones de mucho stress. En mi opinión, el dominio de este aspecto del juego, es el que al final de cuentas distingue a un jugador de otro.

PASADO Y FUTURO DE UN PLAYER MITAD APOSTOL MITAD OBRERO

Rodrigo comenzó a jugar poker hace alrededor de 25 años. Se juntaba todos los jueves con algunos amigos a jugar Poker Americano, una modalidad que es muy parecida al Hold’em. Pero apostaban fuerte, se stackeó un par de veces y decidió parar. “Un tiempo después, un amigo me contó de unos torneos que se estaban organizando en un bar de Plaza Brasil. Un día viernes lo fui a conocer y me encontré con “Circuito Nacional”. Quizá fue la primera vez que me topé con el entusiasmo verdadero de lo que es el mundo del poker en Chile. Ahí conocí a mi querida amiga María y a su hijo, que sigue siendo el mismo fish que conocí ese día (lol). Después vino BAF, donde conocí a los próceres. Enzo, Mauricio, Miguel, Soto, Bentue (J4) y a tantos otros, a quienes tengo un aprecio especial. La verdad, es que quien no pasó por BAF, se perdió una gran escuela que yo jamás olvidaré.

Dos preguntas en una: ¿Por qué te llaman Apóstol? Y la otra: ¿Por qué te gusta el apodo de obrero?

Bueno, lo de Apostol surgió buscando un Nick que fuese fácil de recordar e identificar. La labor de un apóstol, como la conocemos, es la prédica y la considero una labor muy noble. Quizá por esa misma admiración que tengo, surgió casi espontáneamente este Nick que hoy llevo conmigo a todas partes.

¿Y lo de obrero?

Eso es más anecdótico. Jugando en un torneo Enjoy, mi stack sufría los vaivenes propios del loose aggressive que parezco ser, y en un momento dado, enojado refunfuñé “por la %&$#.., ya parezco obrero”. La verdad es que por el trabajo que da este jueguito, no hay quien no se haya sentido igual.

No puedo dejar de preguntarte tu impresión de la WSOP de este año…

Fue un evento impresionante. La cantidad de dinero que generó entiendo que superó el billón de dólares. No conozco un evento deportivo de tal magnitud…

Puedo destacar tantas cosas que vi, pero creo que lo más importante son los jugadores, ellos son el alma de todo y le dan vida a este apasionante deporte. De ellos, los que más me impresionaron fueron el ruso Shchemelev, Michael Mizrachi y especialmente Allen Bari. Cuando lo vi por primera vez sentado en una mesa de poker, pensé que era un niño. Hoy sé que es viudo y tiene 6 hijos. Ha ganado grandes torneos acá en USA, (sobre US$ 3 Millones) y por lo que me he informado, no tiene sponsor y prefiere una vida de bajo perfil.

¿Y cuáles son tus metas a futuro?

Como jugador cumplir el sueño de todos, que es el ganar una pulsera del WSOP, lo cual es una tarea titánica y muy difícil de lograr; pero antes de eso, ganar un torneo mayor de los muchos que se organizan en el mundo…

Mis otras metas tienen que ver con la aspiración más importante que cada uno de nosotros debe tener. La de aportar para que el poker sea una actividad legal en Chile. Tenemos que hacer un gran esfuerzo conjunto para lograrlo. No es posible que nuestros hijos estén expuestos a que la policía los detenga como delincuentes por practicar un deporte tan noble como cualquier otro. Si somos capaces de unirnos, podremos lograrlo.

¿Algo que quieras agregar?

Un saludo afectuoso a todos mis amigos pokeros de Chile. Siempre recuerdo con aprecio tantos momentos compartidos. Un abrazo a todos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here