Inicio Noticias Las WSOP imponen el reloj anti-Kassou

Las WSOP imponen el reloj anti-Kassou

Compartir

Evitar el tanqueo será mucho más sencillo y rápido, y ni siquiera es necesaria la petición expresa de un jugador para que actúe la dirección del torneo.

El anuncio se ha hecho esperar hasta tres semanas antes del inicio de la edición de 2017, pero al fin las World Series of Poker han hecho un movimiento drástico para encarar la situación más conflictiva que se les ha presentado en años. Ahora, será mucho más sencillo tanto para los rivales como para la dirección del torneo intervenir en caso de tanqueo, que es como se denomina en la jerga pokeril a la acción de alargar excesivamente las tomas de decisiones por parte de un jugador en su turno de juego.

La imagen del Main Event de 2016 quedó manchada por el enfrentamiento público entre un participante, William Kassouf, y el director del torneo, Jack Effel. Kassouf consiguió sacar de quicio primero a su mesa, luego a las mesas adyacentes y, finalmente, a todo el equipo de dirección de torneos de las WSOP, durante dos largos días de abuso de las normas sobre comportamiento en la mesa y tiempo para realizar sus acciones. El espectáculo fue dantesco. Effel y Kassouf discutieron varias veces delante de las cámaras de la ESPN, que hizo del episodio una de las historias centrales de sus resúmenes veraniegos.

Y hay que recordar que ya veníamos de una mesa final del Main Event de 2015 en que buena parte de la audiencia se tuvo que tragar las ganas de espabilar a collejas a insufribles tanqueadores como Zvi Stern o Pierre Neuville.

El año pasado, Effel se vio impotente para cortar de raíz la estrategia de Kassouf. El reglamento no le respaldaba, y durante muchas fases de su intervención se tuvo que limitar a quedarse de pie al lado del crupier intentando intimidar a un descarado Kassouf, que siguió con sus triquiñuelas hasta que Griffin Benger le echó del torneo. Las WSOP han introducido cambios en las reglas de juego para que esto no vuelva a pasar. Anteriormente, los jugadores solo podían pedir el reloj después de “un periodo de tiempo razonable”, siendo dos minutos ese mínimo establecido. El plazo de dos minutos ha sido eliminado.

  • Los participantes pueden pedir el reloj en el momento en que crean que un rival se está tomando más tiempo del razonable.
  • La dirección le dará al jugador infractor entre 0 y 30 segundos para actuar, a discreción del floor, y agotado este plazo inciará una cuenta atrás de otros 10 segundos.
  • Si un participante pide tiempo, el floor puede decidir no iniciar la cuenta de inmediato. Esto pretende impedir el abuso de la norma. Pero no impide que si se sigue alargando la espera en su presencia, pueda decidir iniciar la cuenta en cualquier momento.
  • La dirección tendrá la potestad de iniciar el reloj sin petición previa de un participante.
  • Tanto los jugadores que retrasen el ritmo de juego recurriendo al tanqueo como los que pidan tiempo reiteradamente en situaciones que no se adecúen al espíritu de la norma podrán ser sancionados.
  • Se les pide a los participantes que sean respetuosos con los jugadores envueltos en una mano.
  • También se les anima a hacer uso de esta norma si creen que un jugador está ralentizando en demasía el ritmo de juego en la mesa.

Bajo este nuevo marco legal, Effel podría haber iniciado el reloj en Kassouf en el momento que considerara oportuno, obligándole a actuar en un máximo de 10 segundos, plazo claramente destinado a evtar el tanqueo preflop del que abusaba constantemente el británico y que tanto exasperaba a sus rivales. Además, el abogado británico no podría discutir tan vehementemente la sanción de una ronda sin jugar que le impuso Effel por su reiteración en su mal comportamiento en la mesa. Sanción, por cierto, que bastante gente consideró muy al límite de lo legal.

También se agiliza mucho el proceso de desbloqueo del juego. Antes, los jugadores debáin esperar varios minutos antes de poder pedir el reloj, y se perdía áun más tiempo hasta que el floor llegaba a la mesa, conferenciaba con el crupier e iniciaba una cuenta de 60 segundos antes de poder obligar a actuar al tanqueador. Con las nuevas normas, un jugador como Kassouf, que se extralimite en cada mano, puede ser contrarrestado con la presencia de un floor con potestad para iniciar la cuenta atrás, motu proprio.

Daniel Negreanu, que a finales del mes pasado, daba una razón muy específica para borrar de la misma la mayoría de torneos de No Limit Hold’em. “No me divierte jugar torneos de No Limit Hold’em sin reloj de torneos”. Ese paso aún no se ha dado, pero sí se le respalda en su decisión de que “en los torneos de NLHE que voy a jugar, voy a hacer un uso extensivo de mi derecho a pedir tiempo a los tanqueadores habituales”.

“Si creo que un jugador está tomándose más tiempo del necesario para actuar le voy a pedir tiempo tan pronto como pueden ser 30 segundos preflop o 60 segundos postflop”.

Está en su derecho. Más que nunca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here