Inicio Noticias Nacional “Para ganar un torneo hay que tener cojones”

“Para ganar un torneo hay que tener cojones”

Compartir

Pedro Sepúlveda tiene 35 años y es de Valparaíso. En el mundo del poker es más conocido como PEYO o PEYOCRAZY. Trabaja como “pedidor” de una agencia de aduanas: “Confecciono despachos de importación y exportación para diferentes empresas a nivel nacional. Aparte, soy jefe de oficina de la agencia”, explica.

Juega poker desde hace 3 años y medio. “Un día, un compañero de trabajo me enseñó el Holdem, ya que antes sólo conocía un poco el draw de cinco cartas. Luego empecé a hacer un grupo en mi casa y todos los viernes nos juntabamos a compartir y jugar. Finalmente, comencé a participar en torneos de otros lados”, relata.

A estas alturas, lleva varias finales en Raiders (incluyendo un segundo lugar), un Challenger ganado, un séptimo puesto en un Master de Viña y este año fue 11º en el Master de la misma ciudad. “Además, salí segundo en el Torneo de Maestros del Royal Flush Poker y ahora campeón del Burbupoker”, agrega.

¿ómo estuvo ese último torneo?

Todo muy bueno. Dio gusto ir a jugar.

¿Qué tal las actividades paralelas?

El almuerzo un siete. Había de todo: asado de vacuno, cerdo, choripanes, harta ensalada, preocupándose de que todos estuvieran bien… nada qué decir. Los satélites clasificatorios entretenidos, bien montados y armados. Hubo alrededor de ocho satélites, en donde clasificaban tres por mesa. Había buena onda con los demas jugadores (a los que conocías y a los que no). Después el torneo principal y su once, cerveza todo el día y hartas mesas de cash.
Fue una experiencia muy bonita, de mucho relajo y alegría.

¿Y qué tal estuvo el torneo en sí?

Muy bueno (por no decir excelente). Súper entretenido y hubo de todo un poco: Jugadores buenos, malos y regulares. Los croupiers muy buenos, se sabían bien las reglas y las mesas eran óptimas. El detalle de la carpa que cubría la piscina y las mesas fue notable, porque así evitaron el frío de la noche. Otro punto es que las fichas estaban marcadas para evitar que trajeran algunas desde afuera y también hubo Tournament Director. En fin, se notó la dedicación de los organizadores.

¿Cómo estuvo la mesa final?

Muy pareja y activa. De mucha accion y muy bien jugada.

¿Peligraste en algún momento?

En la mesa final, jamás. Entré segundo en fichas con 480.0000, detrás de Maclean, que tenía 780.000 aproximadamente. Entré muy decidido y con ganas de dominar la mesa. Sólo perdí una mano en la mesa final completa.

¿Alguna anécdota?

Hubo una mano que para mí fue clave y me dio el animo de llegar a amesa final. Fue contra Juan Pablo Monasterio, quedando aproximadamente 18 jugadores. Estoy en BB y él en utg envía 36K (ciegas 6K-12K). Miro mis cartas y veo 55. “Ufff, veamos qué pasa”, pensé. Todos foldean y mando all in por 97K más. Me quedo mirando fijamente la mesa y él mira sus cartas y sus fichas. Las cuenta, las mira de nuevo y me dice “no puedo pagarte”. Muestra 9-9 y yo le digo “para ganar un torneo hay que tener cojones”, y le muestro mi 5-5. El no podía creerlo. Más encima, lo terminé eliminando en mesa final, así que me debe odiar (risas).

¿Algo que quieras agregar?

Quiero agradecer a mi amorcito Mary, que estuvo desde el principio y hasta al final a mi lado dándome apoyo incondicional. Sin jugar estuvo al ladito mío y sentir sus vibras me ha ayudado mucho para terminar este año de la mejor forma, así que para ella un beso enorme. A Gino, Jerry, Xino que em apoyaron siempre… Goku también estuvo muy preocupado por mí. Además, gracias a él, he cambiado mi forma de jugar y de ser. Por último, para mis hijos que tanto amo, que son mi todo, mi inspiración, a cada uno lo llevo en cada torneo y por ellos trato de ganar… Son mi inspiracion y antes de salir de casa siempre les digo “^Por ustedes este torneo lo ganaré”… y sé que no puedo fallarles.

Ahora resérvame un espacio para el Master Final que este año es mío. Te lo firmo…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here